martes, 8 de septiembre de 2009

No estamos dispuestos a que AENA se burle de nosotros

Sr.Director de AENA en el Aeropuerto de Manises

08/09/2009

De nuevo me dirijo a Vds. para recordarles que una cosa es estar callados y otra muy diferente dormidos. Esta Plataforma No aviones fuera de ruta y los vecinos que habitan en el ámbito de las AA de Vecinos que la integran hemos guardado un discreto silencio durante estos últimos meses, posteriores a la reunión mantenida con Vds, esperando se hicieran realidad sus promesas de averiguar y solventar cuantas irregularidades se produjeran en los vuelos de entrada y salida en el Aeropuerto de Manises. Algunas veces les hemos comunicado por email, con toda serie de datos, los vuelos rasantes de aviones comerciales sobre nuestras casas y siempre sus respuestas han sido que eran legales a pesar de su altitud, nuestro silencio ante su contestación no ha querido decir que lo aceptabamos. Con leyes de Medio Ambiente y del Ruido sobre la mesa esta situación se debia de haber eliminado inmediatamente.

Aprovechando la escandalosa “pasada” del avión de la Cia. Ryanair del dia 6 de este mes( vuelo FR9677, origen Roma-Ciampino y aterrizado en Manises a las 15’02 horas), que nos aterrorizó por sus aproximadamente 300 m. de altitud, quisiera protestar enérgicamente porque sus intenciones no están siendo la realidad y durante este verano los vuelos nos han estado martirizando hasta cerca de las 03 horas de la noche y reanudandose a las 6’30 de la madrugada. No se si Vds. tienen suficiente descanso con esas 4 horas, nosotros no. Y mas teniendo en cuenta que en el silencio de la noche el ruido se multiplica sensiblemente perturbando nuestro descanso y afectando el normal quehacer de nuestras vidas. No deben olvidar que el ruido de las aeronaves afecta directamente a la salud de los vecinos que lo padecen y que tenemos garantizada nuestra protección en el art. 43.1 de la Constitución, las intromisiones sonoras contituyen una nueva fórmula de invasión del ámbito de la privacidad a la que toda persona tiene derecho a gozar libremente sin ningún tipo de limitación, asi mismo el ruido afecta al derecho constitucional a un medio ambiente adecuado, recogido en el art. 45 de la Constitución.

Todo esto lo expongo porque, repito, durante este verano hemos padecido y comprobado con verdadero estupor como en lugar de disminuir los sobrevuelos, se han incrementado con vuelos nocturnos y vuelos de entrada que como Vds.conocen van a menor altitud al estar preparando la maniobra de aterrizaje.

Tampoco sabemos si en ese incremento de vuelos, que estamos padeciendo los municipios que abarca la Plataforma No aviones fuera de ruta, tiene algo que ver las presiones de algún Ayuntamiento, integrante del GTTR, que se está oponiendo con fuerza a que San Antonio y L’Eliana entren a formar parte de ese grupo. Posiblemente seamos un problema y una solución para sus justas reivindicaciones pero no por eso se nos deben traspasar a nosotros las molestias cuando nunca, repito una y mil veces, nunca hemos tenido este acoso aereo.

Ante esta situación en que, aparentemente, no se está haciendo nada para eliminar los sobrevuelos de nuestras viviendas, esta Plataforma haciendose eco del malestar general de sus vecinos, se está planteando solicitar a la Fiscalia de Medio Ambiente que se reabran las diligencias de la denuncia interpuesta , en su dia, contra AENA, ya que en estos momentos si que se está afectando a la salud de los vecinos pues como repito los vuelos tambien se suceden durante el descanso nocturno.

A pesar de todo esto, nosotros, hemos querido confiar en sus buenas palabras y proyectos pero los hechos nos han demostrado que no podemos. Asi y todo pensamos que no es bueno que un ente como AENA, dependiente del Ministerio de Fomento, no esté tratando de buscar la solución mas idonea para los vecinos y asi evitar un enfrentamiento AENA- AA VV, ya que esto nos llevará a acciones y movilizaciones pues las presiones que venimos recibiendo diariamente de los vecinos afectados son numerosas..

Atte. Juli Saez Plataforma No aviones fuera de ruta