martes, 10 de noviembre de 2009

EL TRIBUNAL SUPREMO OBLIGA A AENA A CUMPLIR UNA SENTENCIA

El TSJM ordena a AENA reducir los vuelos ruidosos de Barajas sobre una urbanización
Da parcialmente la razón a los vecinos de la urbanización Santo Domingo.- La sentencia se puede recurrir en un plazo de 10 días

ELPAÍS.com - Madrid - 10/11/2009

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha hecho público un auto en el que ejecuta una sentencia del Tribunal Supremo de noviembre de 2008 y en el que ordena "con carácter inmediato" se proceda a la reducción de un 50% de la cifra actual de vuelos sobre la urbanización Santo Domingo de Algete. Para el TSJM, las medidas para la reducción de ruidos "no pueden consistir en el ceso absoluto de los sobrevuelos y el cierre inmediato de la pista 18-R [la que produce las molestias sobre la urbanización], pues no es esto lo que requiere el fallo [del Supremo] que ejecutamos, siendo suficiente una disminución bastante de su número y frecuencia".

El tribunal considera "razonable" la proporción de disminución de vuelos en un 50% de las cifras actuales. El propio auto señala que el número de sobrevuelos en esa pista en 2008 fue de 24.687 y en el primer cuatrimestre de 2009, 6.106. Según datos de AENA, aproximadamente el 12% de los horas anuales el aeropuerto de Barajas debe operar en configuración sur, porque el viento sopla en dirección norte, ya que los aviones tienen que aterrizar y despegar en contra del viento. La pista 18-R permanece cerrada habitualmente desde las 11 de la noche a las siete de la mañana.

Un portavoz de Aena aseguró esta mañana que el organismo acaba de recibir el auto y está estudiando si interpone un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, para lo que tiene un plazo de 10 días. Los vecinos, por su parte, consideran el auto positivo, pero insuficiente. Positivo porque en 2004 el TSJM les denegó que tuvieran razón, y ahora reconoce que sí hay un perjuicio. Pero creen que es insuficiente porque el Tribunal Supremo considera que hay una vulneración, pero ésta no se puede partir por la mitad. "Es como si te están dando de bofetadas y a partir de ahora sólo te dan la mitad, en vez de todas", asegura Jesús Coca, de la Asociación contra el Ruido y Riesgo de Aeronaves de Ciudad Santo Domingo.

Los vecinos de esta urbanización ya habían exigido la semana pasada la ejecución de esta sentencia, dictada por este tribunal hace un año. Se quejan de que los vuelos han aumentado hasta un 250% en dos años, y aportan mediciones sobre el ruido que provocan los aviones. La urbanización sigue solicitando el cierre total de la pista 18-R.

Cuando el aeropuerto de Barajas opera en configuración sur, el ruido producido por el sobrevuelo de aviones a baja altura, especialmente durante las maniobras de aterrizaje en esta pista 18R, afecta especialmente a la urbanización Santo Domingo.

El Ministerio de Fomento argumentó en el pasado que la entrada en funcionamiento de nuevas pistas reduciría la frecuencia de su utilización en esas condiciones. Pero los vecinos reiteran que, por el contrario, el ruido ha aumentado. "La situación es peor que la que el Tribunal Supremo consideró y deben adoptarse medidas mucho más enérgicas y urgentes", decía la semana pasada el presidente de la Asociación contra el Ruido y Riesgo de Aeronaves de Ciudad Santo Domingo, Jesús Coca. "Ha aumentado el número de personas que precisan asistencia médica y psiquiátrica" en la urbanización", aseguraba Coca.